Fina selección: álbumes para escuchar enteros, ya entrado el verano [2a y última parte]

Published on August 20th, 2012

por Melusina Bombay

Aunque el verano no termina oficialmente hasta septiembre, pareciera que ya está en las últimas.  Las vacaciones han terminado, poco a poco las tardes se irán poniendo más frías, y nuestros días comenzarán a llenarse de hojas secas y viento. Pero aún no estamos ahí, y muchos dicen que las mejores temporadas son esas en donde se traslapan las estaciones y comienza la transición. Para disfrutar aún de los días de calor y lluvia que nos quedan y para cerrar nuestro dossier de verano, les preparamos la segunda (y última) parte de esos discos que consideramos valen la pena escuchar enteros, en una tarde (de esas que poco a poco se acaban ) de verano.

La maison de mon rêve/CocoRosie

Album debut de CocoRosie, grupo conformado por las hermanas Blanca y Sierra Casady: La maison de mon rêve es un disco ideal para escuchar en el verano, en esas tardes largas en que el calor  o la lluvia no permiten hacer nada más que permanecer guardados en el rincón más fresco de la casa. Trabajo extraño y encantador desde cualquier ángulo, este album está tejido por sonidos que proceden de casi cualquier objeto: cafeteras de vapor, trenecitos de juguete, silbatos, muñecos de cuerda y un sin fin de instrumentos. Por si fuera poco, el disco fue grabadoen el baño de su departamento en París (con sonido de flush de baño incluído y todo). El resultado es un disco único por donde se vea, que pareciera estar hecho en algún lugar fuera de este mundo. Gran parte de su peculiaridad tiene que ver con las voces de Sierra y Bianca, que a veces recuerdan a una soprano, otras a un niño o a la bruja buena de un cuento y la manera de ensamblar todos estos elementos. La maison de mon rêve es un álbum lleno de detalles, para escuchar una y otra vez,  con toda la fuerza emocional de un primer disco que fue la semilla de un universo que las CocoRosie han ido alimentando poco a poco con cada trabajo creado. Sin embargo,  como cualquier obra diferente  y original el disco puede sonar demasiado extraño a la primera aproximación,  es cosa de elegir el mood correcto para escucharlo. Aquí en la Melusina, por ejemplo, las voces de Sierra y  Bianca  siempre florecen cada temporada de lluvia.

 

Swim/ Caribou

En una entrevista Dan Snaith, ex Manitova y a.k.a Caribou, a.ka. Daphni, declaraba que una de sus intenciones era crear música bailable que sonara más líquida que metálica. El título de su tercer álbum como Caribou quizá no sea fortuito. Las atmósferas que va creando este Doctor en matemáticas, desde Odessa, su canción inicial, van logrando su cometido: el sonido y el ritmo de las percusiones suenan más a golpes calculádos en el agua que en parches de tambores. Los loops y secuencias van acompañando esa suerte de ondas/beats construyen momentos memorables durante todo el disco hasta el final en donde la voz de Luke Lalonde de los Born Ruffians cierra de manera estupenda una placa que no solo debe ser bailada, sino escuchada con atención.

Here lies love/ David Byrne & Fatboy Slim

Lo que podría parecer una idea absurda en el ya-casi-adelantado siglo XXI (una ópera disco, o rock, o pop), la genialidad y la pura buena onda de David Byrne y Fatboy Slim la convierten en un experimento digno de ser escuchado. La vida de la polémica Imelda Marcos y Estrella Cumpas, Primera Dama filipina en los 1970’s y 80’s y su niñera y confidente, se va sucediendo a lo largo de 22 pistas que cuentan con un roster de cantantes que cualquier productor moriría por poner juntas. Así las voces de Florences Welch, Roisin Murphy, Santi White, SIA, Natalie Merchant, etc. Van desenmarañando una retahíla entre Marcos y Cumpas que va narrando la historia de la primera dama hasta su exilio de Filipinas en 1986.

Como si el sino de Marcos fuera controvertir en todo lo que rodea, éste peculiar álbum tuvo un recibimiento agridulce con la crítica y en seguida fue archivado en los cajones de los “concept albums”, pero la realidad es que, independientemente de la historia o del personaje, la producción de Byrne y Cook con todas esas cantantes arrojó algunas grandes joyas de la música en 2010.

Wonky/ Orbital

El regreso de los hermanos Hartnoll, después de 8 años de no grabar nada, suena a regreso triunfal. Los veteranísimos Orbital han publicado un álbum que no decepciona ni a sus viejos seguidores del movimiento rave de los 1990’s ni a los más nuevos y exigentes oídos. La manera en que tenían ya a todos acostumbrados de crear atmósferas regresa con la misma esencia pero con muchísimo más aire fresco. Desde colaboraciones de Zola Jesus hasta sonidos al más puro estilo de Skrillex, Orbital refrenda una posición que parecía olvidada en la escena electrónica: ellos han estado aquí siempre. Wonky es su statement en la década.

The go! Team/ Thunder, lightning, strike

Este debut metió a la licuadora a un grupo de porristas gringas, las guitarras de Sonic Youth, los sampleos de los Avalanches y el funk de las escenas de persecución de las películas serie B de os 1970’s. El resultado fue una fiesta de sampleos lo-fi con instrumentaciones y rapeos estupendos que se han conservado como una pequeña joya de inicios de siglo. Lo que los 6 integrantes de The go! Team han logrado después de esto, ha sido en buena medida darle prevalecencia a la música festiva, fina y cuidada. Dicen que verlos en vivo es como ser invitado a la mejor fiesta de sus vidas. Thunder, lightning, strike, es entonces una suerte de tráiler de esa película.

Respuestas

Comment guidelines, edit this message in your Wordpress admin panel